miércoles, 14 de abril de 2010

Viaje a Japón (II) Excursión a Nikko



Miércoles 14. 04.10. 9:00 a.m.
Suena el despertador del hotel y con tanto sueño... lo apagamos, muchos días sin descansar y una gran paliza de andar ayer!!Nos despertamos a las 9:30 para coger el Shinkansen dirección a Nikko a las 10:20 a.m. ¡Prueba conseguida!
Nunca nos hubiéramos imaginado que nos acostumbraríamos tan pronto a manejarnos por el metro, JR y Shinkansen de Japón, está todo muy bien indicado con colores, números y dibujitos.
Llegamos a Nikko tras 1 hora tres cuartos de Shinkansen y JR, está bien para ser más de 200 Km. Y nada más llegar nos dimos cuenta de que no nos habíamos acordado que cuanto más al norte vas en un país más frío hace, sobre todo cuando bajas del tren y ves montañas de nieve como decoración de fondo de la ciudad. pero no pasa nada ha hecho un día precioso, con mucho sol y acompañado de aire polar!




Llegamos a una estación que según nuestra guía hizo un tal Frank Lloyd Wright en 1915 (los que sepan de arquitectura quizás le conozcan). Subimos paseando con la melena suelta al aire frío por la avenida, visitando diferentes tiendas turísticas de talla de madera y zapatos japoneses (típico del lugar, pero fabricados en China). Es un pueblo muy bucólico, típico y lleno de turismo de todas partes. Al final de la avenida por fin nos encontramos con el puente Shinkyo sobre el río Daiya, lugar donde se acentúa mucho más el aire, y te cobran por pisar, ni siquiera te dejan cruzarlo...




Un poco perdido subimos por el monte a ver si dábamos con la zona de templos que entre tanto cartel japonés y flechas para todos lados no nos enteramos mucho, pero lo logramos. Lo primero que nos encontramos fue con el fundador, al cual han hecho una estatua como en cualquier país hubiera sucedido. Este señor cruzó el río cuando no había puente sobre dos serpientes gigantes, permitiendo la construcción de los templos budistas al otro lado del río e inventando de paso el snake surf. Como fue el único practicante en toda la historia de este deporte, decidieron que el resto de la humanidad preferiría cruzar el río mediante un puente, razón por la cual construyeron lo que podéis ver en la foto de arriba. Mira tú también, pudiendo construir los templos a este lado del río, se tuvo que ir el calvo a complicarse monte arriba.


Al llegar al recinto de templos compramos nuestra entrada combo para ver todo el recinto y comenzamos  a andar monte arriba comenzando por visitar los jardines del periodo Edo del Templo Rinno-ji. Muy bonitos y muy pequeños, con acceso a la casa del tesoro que al igual que los jardines era bastante pequeña. Debe ser que los piratas les robaron los tesoros...


Luego visitamos el templo, en el cual un monje estaba (suponemos) rezando o haciendo oración... De allí fuimos al templo Tosho-gu, donde para entrar hay que descalzarse y estar en silencio, así también hemos visitado el santuario de Thoso-gu que es enorme e increíble. Lo que más nos ha gustado era la pagoda, aunque todo era espectacular.



Subiendo, subiendo hemos pasado por Jogyo-do, Hokke-do, y sobre todo parando a beber agua en la fuente sagrada que por fin mediante la observación directa al personal autóctono hemos aprendido cómo se hace (toda una mañana para aprender, nadie tenía sed en este pueblo)...


Al final todo este camino para llegar a otro gran santuario, el de Taiyuin-byo. Lleno de estatuas de dioses, colores, escaleras... Lo curioso de todos estos santuarios que están en el mismo recinto es que algunos son santuarios sintoístas y otros templos budistas y coexisten juntos en el mismo parque nacional. De hecho los japoneses se definen biconfesionales (o como se diga), llegando a celebrar ritos de una y otra religión (lo que quieren es tener más fiestas, seguro).


De vuelta a la estación, bajando por la avenida a las 16:30 horas (rozando la hora de cenar en estos lares), hemos encontrado un bar chulísimo en el que hemos comido de vicio. Tenía solo tres mesas pequeñas, cocinaban para tí, tenía pocos platos pero eran increíbles y muy baratos, vamos el Antonio japonés!! Además las paredes y el techo están llenos de papeles con mensajes y fotos que dejan los visitantes, tú pides una chincheta y puedes poner lo que quieras.


Os lo recomendamos, el lugar se llama (creemos que eso es el nombre y no el menú, uno nunca sabe):


Ya sobre las 20:00 h hemos regresado a Tokyo, y por si no teníamos bastante paseo encima hemos vuelto a ir a Akihabara, ¿a qué no sabéis a por qué?Es fácil, venga pensadlo... a comprar Caballeros del Zodiaco que amplíen la colección de Madrid, menos mal que aquí dentro de lo que cabe es casi, casi como Hello Kitty, que hay por todas partes y no están mal de precio.


Volviendo a casa pensábamos comprar sushi para llevar y cenar algo en el hotel, pero casualmente cerca del hotel hemos visto el típico restaurante con los platos pasando por al barra que tú eliges el que quieres y hemos entrado. Ahí estaba el Señor Miyagi preparando sushi en el momento, cobraban por el color de cada plato y estaba todo increíble. Eso sí las cervezas aquí son de 653 ml y las cobran a precio de oro, al igual que cualquier alcohol. El restaurante se llamaba sushi bar ..., muy buena recomendación (mañana lo miramos que no nos acordamos).


Esperamos que os haya gustado nuestra nueva aventura que hemos disfrutado un montón, ha sido todo lo contrario a lo que hicimos ayer.

Si tuviéramos que resumir el día de ayer sería: torres, ciudad, luces, videojuegos, música, ruido, gente, porno, frikis, mamellas, muñecos de cualquier tipo, tiendas enormes, maids por todas partes disfrazadas, tecnología, + luces, + ruido... pero diferente, peculiar y adictivo.

En cambio si resumiéramos el día de hoy (obviando la visita a Akihabara): frío, aire libre, templos, religión , zen, cultura, tranquilidad, bosque, naturaleza, santuarios, turistas, relax, comida japonesa increíble a precio de risa... pero purificante, precioso y relajante.

P.D.: Imposible que un bombero japonés se despiste y no encuentre una boca de agua en Tokyo.

4 comentarios:

vao dijo...

Ya descansareís a la vuelta!!!.
Aprovechad a ver mil cosas que sois los ojos de todos los que prometemos ser fieles a vuestras crónicas.
Besossss

Samsa dijo...

quiero más!! jo, avya cambio de un dia a otro, debe ser la leche, que envidia!! En Madrid se ha ido el Sol y ha vuelto a llover...en fin, pasadlo genial y menos caballeros del Zodiaco y más Geishas para Madrid eh?! un abrazo a los dosss

medi dijo...

雨ですね。傘と行きますよ。

erfont dijo...

雨が降って続けている。再び私は傘を持ってください。