jueves, 2 de agosto de 2018

Suecadas XII: Las playas de Skåne (I)

Asociamos Suecia a nieve, muebles desmontados y novelas negras de títulos infinitos donde muere gente pero muy, muy despacio. Todo parte de un maquiavélico plan de marketing exterior para desviar el turismo masivo al Mediterráneo, vaciando las estupendas playas suecas de domingueros y carne de crucero.

No nos ha dado para conocer playas a lo largo de todo el litoral sueco, pero nos da para más de una entrada bien completita centrándonos en las estupendas playas de Skåne. En esta entrada repasamos la costa oeste de la provincia, teniendo siempre a Malmö como referencia geográfica.


Muchas gracias a todos los amigos que nos han acompañado a descubrir estos sitios tan maravillosos. Que volvamos muchas veces :)

Dale al botón, dale.


Aquí comienza una lista de las playas que hemos visitado hasta la fecha. Ordenadas sin ton ni son y regadas con los pros y contras que buenamente hemos ido recordando según escribíamos. Algunos, accidentalmente, hasta pueden resultaros útiles. Como en la vida misma, vaya.

Ribergsborg

La playa de Malmö. La del pueblo, vaya. La de ir en bici porque te pilla a 10 minutos del curro y llegar a casa para cenar. Esta ahí (https://goo.gl/maps/LNKWPbprGmL2), muy a mano del centro, del barrio hipster (Västra Hamnen), del parque del castillo (Kungsparken) y del casco antiguo. 


Es una playa bastante larga, atravesada de extremo a extremo por el carril bici de la ciudad, incluyendo una parada de bicis de alquiler (Malmö by bike) y varias de autobús, así como aparcamientos (se aparca con P-Skiva). Linda al este con Västra Hamnen y al oeste con Limhamn, dos barrios muy populares en Malmö. Tiene varios chiringuitos acompañados de parque infantil y hay varios baños públicos (cuidado que cierran a las 19:00).

Hay poca arena y no es fina. Esto hace que no sea el lugar ideal para hacer castillos y jugar con los nenes. Además, la bahía de Malmö suele llenarla de algas y, si no las limpian a tiempo, se pudren y dejan un desagradable olor a huevos podridos. Afortunadamente, no es la tónica general.


Como es común en toda la provincia, el agua es muy poco profunda. Eso implica que tienes que andar 50 metros mar adentro para que el agua te llegue por la cintura. Para nadar sin sufrir la caminata, hay muchos pantalanes que salen de la playa y se adentran unos 200 metros en el mar, con escaleras para facilitar el baño en el extremo y en puntos intermedios. En uno de ellos, se puede disfrutar de una de las experiencias suecas más auténticas: sauna y baño en el mar en el Kallbadhus (https://www.ribersborgskallbadhus.se/sv). En el Kallbadhus también se puede comer o tomar algo.

El agua del Öresund está fresquita (como debe ser) y tiene muy poca sal. Las vistas desde la playa son muy bonitas, ya que tienes en todo momento a Dinamarca en el horizonte y si está despejado se ve claramente. Además, las puestas de sol son mucho más bonitas desde el Öresund que desde el Øresund :)

Västra hamnen

La playa del paseo marítimo de Malmö, ubicada en el barrio más de moda de la ciudad. Un lugar precioso para pasear, ver atardecer, comer en algún restaurante con vistas al puente... Para aparcar es un poco más complicado, pero el acceso en bici es muy bueno. Si paseas hacia la izquierda cruzas el parque enorme de la playa con parque de perros, juegos hasta llegar al inicio de la playa de Ribergsborg y si paseas hacia la derecha recorres todo el paseo marñitimo con sus terracitas y gradas para sentarte, hasta llegar al mirados que parece un barco y si continúas a un parque largo verde que está separado del mar por unas rocas.


Al inicio de Västra Hamnen se puieden ver las casas flotantes, el puerto con sus barcos y a lo largo de todo el paseo bajando por las gradas hay escaleras y entradas para darte un chapuzón. Es donde la gente que le gusta bañarse durante todo el año va a darse un chapuzón incluso en invierno. Durante los meses de sol tiene mucha animación con las gradas llenas de amigos o familias haciendo picnic y dándose baños continuaente. A la altura del Turning torso, hay una plataforma de madera en la que en verano hay hamacas y sillones para ir a ver atardecer lo cual es un lugar perfecto para acabar un buen día. Justo enfrente está el "bar italia" donde se puede tomar un espectacular helado italiano.


Lomma

Salvando distancias de proporciones escandinavas y sin ánimo de faltar a nadie, Lomma es a Lund lo que El Puerto de Santa María a Jerez de la Frontera. Lund tiene muchas cosas muy bonitas pero no tiene playa. Ahí entra Lomma (https://goo.gl/maps/NJTCWNsWBYN2). 

A 10 minutos en coche desde Lund y a 15 desde Malmö, Lomma tiene un bonito puerto deportivo, aderezado con chiringuitos, freiduría de pescado (svenska style) y la mejor heladería de toda la provincia (http://www.lommaglassfabrik.com/). Ojo al horario de apertura en la web. Los suecos son muy tiernos a veces.


La playa es más corta y más pintona que Ribergsborg, con algo más de distancia hasta el mar, algunas dunas y más naturaleza. Se puede aparcar con P-Skiva en toda la zona cercana al puerto. Resulta un lugar ideal para un plan "vamos a la playa por la tarde y nos quedamos a cenar por allí". Además, las fiestas de Lomma en mayo son bastante chulas, con música en directo y actividades variadas. 

Un poco al norte de la playa hay un camping (http://lommacamping.se/en/home/) y un sitio de kite surf que no hemos probado.

Bjärred

Seguimos dirección norte, a 25 minutos en coche de Malmö y 10 de Lomma, encontramos Bjärred. Oficialmente una pedanía de Lomma, Bjärred se compone principalmente de casas unifamiliares y consta de los servicios habituales para convertirla en una localidad prácticamente independiente. 

Algo más estrecha, la playa es extremadamente similar a la de Lomma. No en vano, se puede caminar de una playa a otra en menos de una hora.  Al igual que en Ribergsborg, también se puede disfrutar de sauna+baño en el mar en el Bjärreds Saltsjöbad (http://www.bjerredssaltsjobad.se/). Este sí lo hemos probado y es pequeñito pero muy chulo, con vistas preciosas de Malmö desde la sauna. El restaurante tiene un buen brunch de fin de semana. La localización es inmejorable, ya que el puente que conecta el recinto con la orilla es muy largo (långabryggan lo llaman por algo), situando los baños a 530 metros dentro del mar.

El paseo por la playa es completamente natural, sin paseo marítimo ni chiringuitos, pero con un parque, zona de juego infantil y alguna barbacoa de obra con algún merendero a pìe de playa. Se puede aparcar perfectamente en cualquier lado, aunque hay parking gratuito muy cerca del saltsjöbad.

Helsingborg y Råå

La segunda ciudad más poblada de Skåne, que a su vez es el punto geográfico sueco más cercano a Dinamarca (Helsingør), es una ciudad costera con muchos atractivos, entre otros: una imponente fortaleza que recuerda a la Torre de Londres, un bonito centro peatonal, un estupendo y largo paseo marítimo y un divertido terrario. Lindando por el sur se encuentra Råå, un pueblo pesquero con bastante encanto y un bonito museo de la pesca.


Aunque nunca hemos venido a estos sitios por sus playas, sí que hemos estado varias veces en Helsingborg y una vez en Råå, durante su mercado de Navidad. Son excursiones muy bonitas e interesantes, perfectas para planes en familia. Y las playas nos han gustado para pasear pero no las hemos podido probar aún.

Limhamn

Volvemos a Malmö. Al extremo sur de Ribergsborg se encuentra Limhamn, uno de los barrios más grandes de la ciudad. Limhamn fue una ciudad independiente hasta ser anexionada a Malmö a principios del siglo XX. Esto se refleja claramente en su estructura: un pequeño casco urbano junto a su propio puerto deportivo y playa, rodeado por infinidad de casas unifamiliares que se adentran poco a poco en Malmö. Hasta tienen su propio kallbadhus!


La playa de Limhamn, bajo el puerto deportivo, es pequeñita y no especialmente bonita. Sin embargo, estuvimos allí durante la celebración anual del Valborg. Montan una hogera gigante sobre el mar, cerca de la horilla. El ambiente es muy bueno y altamente sueco: salchichas asadas, canciones y alta probabilidad de lluvia. Valborg es una de las pocas ocasiones en Suecia en las que uno puede decir "¡cuánta gente!".

Sibbarp

Al sur de Limhamn se encuentra la playa de Sibbarp. Se llega en 30 minutos en bici desde Ribergsborg dándole caña (un paseo precioso a lo largo de toda la playa de norte a sur), y en 15 minutos en coche desde el centro de Malmö (parking gratuito).

Hay dos zonas, una pequea entrada de agua que casi no cubre y tiene arena para jugar y que los niños puedan entrar y salir al nivel del agua con unas vistas preciosas del puente. Con zona de barbacoas y árboles alrededor para cubrirse un poco del sol.


El área cuenta también con un camping (https://firstcamp.se/destination/sibbarp-malmo/). La otra zona junto a la de arena, un poco a la derecha con baños públicos, chiringuitos, y una gran extensión de zona verde justo al lado del agua. Todo esto más las zonas de barbacoa lo hace un lugar genial para pasar un día de playa y picnic. Además, al estar muy cerca del puente del Öresund, las vistas son preciosas (especialmente al atardecer).


Como contrapartida, las zonas de arena son limitadas (pocos castillos de arena por aquí) y es más recomendable hacer uso de los pantalanes para darse un chapuzón, llevar juegos para niños como pelotas, raquetas...

Skanör-Falsterbo

Seguimos rumbo sur (40 minutos en coche desde Malmö) hasta la esquinita suroeste de Skåne. Allí se encuentra Skanör-Falsterbo (https://goo.gl/maps/ScroHVEa3wy), una pedanía de Vellinge que surgió de la unión de dos antiguos pueblos de la zona (Skanör y Falsterbo, todo muy sueco). La geografía es muy curiosa y recuerda a Cádiz en tanto que es una delgada península conectada al continente por puente (aunque Cai sea una isla, pisha).



Ésta es la zona de veraneo por excelencia del oeste de la provincia. Está plagada de casas unifamiliares que se alquilan por un precio muy razonable de septiembre a mayo y triplican el precio en temporada alta. No es casualidad, ya que las playas son muy largas, completamente naturales y de arena fina. 

Al igual que las poblaciones, se distinguen dos playas a 10 minutos en coche entre sí. La de Falsterbo está al sur. Es completamente natural, con parking de pago (muy barato) y pasarela de madera hasta la orilla a través de una pineda como las de las playas de Huelva (demasiada conexión Skåne-Andalucía, es lo que tienen las cosas buenas). Es la playa ideal para dominguear dejando clavada la sombrilla hasta que se ponga el sol. Además, en caso de viento, está algo más resguardada que su playa vecina. en nuestra opinión es una de las mejores playas en esta costa.


Skanör, en la parte norte, se sitúa al lado de un puerto deportivo, alrededor del cual hay chiringuitos, freiduría de pescado, bares, y hasta un club playero al más puro estilo Pocholo blanco con dos platas y unas bonitas vistas. Al orientarse al oeste, esta playa tiene vistas al Öresund. El parking también es de pago (e igual de barato). Pasar el día en Falsterbo para luego rematar la faena en los chiringuitos de Skanör es un plan muy recomendable. En particular Lindas Fingermat, regentado por una sueco-chilena con muy buena comida y una terraza encantadora. Algunos fines de semana de verano hacen concierto con música en directo, lo cual se puede ver en su página de facebook.


Måkläppen

Ya publicamos una entrada extensa sobre Måkläppen (http://olequeole.blogspot.com/2018/03/suecadas-xi-maklappen-reserva-natural.html#more), aunque no está demás repasarla brevemente en ésta.


Måkläppen es una reserva natural que se encuentra en la zona meridional de Skanör-Falsterbo. Es, prácticamente, todo playa. Es una extensión muy alargada de arena casi al nivel del mar, que alberga una reserva de aves acuáticas y de focas grises. Para la mejor conservación de su fauna, sólo se puede visitar de octubre a enero, así que ésta no es una playa veraniega al uso. Si pincháis en el link de arriba, podréis leer lo recomendable que es la excursión a ver a las focas en libertad.

Höllviken

Höllviken es el último pueblo que cruzas al conducir desde Malmö (20 minutos) justo antes de cruzar a Skanör-Falsterbo. Mentira, depués está Ljunghusen, pero es mu mu mu chiquetito, aunque según lo cruzas con el coche hay una pastelería encantadora "Annas bageri" con unos dulces buenísimos donde se puede parar a tomar algo dentro, en su encantadora terraza o comprar algo para llevar. Como casi todos los sitios, cuidado con los horarios. Como Skanör-Falsterbo, es una zona muy popular en vacaciones de verano, aunque también una opción para los que quieren vivir todo el año fuera de Malmö en casas de categoría.

Como tal, Höllviken tiene playa (mirando al puente del Örseund desde el sur), aunque desmerece mucho al lado de las de Skanör-Falsterbo. Como punto divertido, alberga el museo vikingo Foteviken, creado por suecos para conmemorar la batalla de Fotevik, en la que unos daneses vencieron a otros daneses en Skåne por el siglo XII. Rollos de herederos ilegítimos al trono y tal. Todo muy vikingo.

El museo es pequeño pero divertido, con recreaciones de la vida vikinga de la época (toda la temporada) y de la propia batalla de Fotevik (el día de la bandera, 6 de junio) por parte de actores muy metidos en el papel.

Dalabadet

Dalabadet (https://goo.gl/maps/NAEvomF3usQ2) es una de las playas de Trelleborg, la ciudad más meridional de Skåne y de toda Suecia. A 30 minutos en coche desde Malmö, es un puerto importante, y varias líneas de ferry hacia Alemania y Polonia parten de él.

Como playa no es de las mejores, sin embargo, la zona que la rodea la hace un buen lugar para echar un día de barbacoa y playa. Hay una extensa zona verde, con barbacoa, chiringuito, y hasta un camping. El acceso a la playa es muy cómodo y el recinto tiene parking gratuito. La playa es bastante natural, larga y no muy ancha. La zona verde y de baños y barbacoa no está muy cómoda para la hora de darse un baño, ya que la zona de playa está en un lado, luego hay que cruzar una zona de árboles y detrás ya está la explanada verde grande con los baños y las barbacoas.  Para nadar, como es habitual, es mejor bajar las escaleras del pantalán. Las vistas desde la playa son hacia el báltico, un punto a favor si os gusta relajaros perdiendo la mirada en el horizonte.


1 comentario:

Carmen fernandez ferreiro dijo...

Como siempre, es un placer leer las narraciones y contemplar las fotos que las ilustran.
Son una excelente guía para quien quiera visitar Suecia o para disfrutarla desde lejos quien no tiene oportunidad de desplazarse hasta ella.
Muchas gracias y ánimo para seguir con "Suecadas".