martes, 15 de noviembre de 2016

Suecadas III: Stadsbibliotek de Malmö, uno de nuestros lugares favoritos de la ciudad.

Hoy os queremos hablar de uno de nuestros lugares favoritos de la ciudad desde el primer momento que llegamos  a Malmö. Tanto si vivís aquí como si sólo venís de turismo, creemos que merece la pena parar un rato a conocer el interior y el exterior de este bonito lugar.


La biblioteca abrió por primera vez en 1905 eN la parte que es conocida como el "Castillo Rojo", que no es realmente un castillo, fue construido para albergar el museo de Malmö teniendo la inspiración de los castillos sueco-daneses. Continuad leyendo esta entrada para ver lo maravilloso que es también su interior.


La verdad es que la primera vez que entramos fue puro azar, pasamos por delante con la bici para ir a un parque que está al lado, de lo cual os hablaremos en otra entrada porque los parques de Malmö no tienen desperdicio.


Así que ya que estábamos por allí y teníamos tiempo decidimos entrar para ver si nos podíamos hacer una tarjeta, ver si tenía algo para los niños que fuera interesante...



Y menos mal que el azar nos llevó hasta allí, porque se ha convertido en nuestra actividad semanal familiar y las niñas están deseando que vayamos porque se lo pasan genial allí.


La parte de adultos se distribuye en varias plantas entre el edificio del "Castillo Rojo", el cilindro y la cristalera. Es súperluminosa y con espacios muy abiertos de techos altos y colores muy claros que invitan a la relajación. Puedes encontrar libros de todo tipo, música, películas, cómics, audiolibro,,, en muchos idiomas, acceder a internet 2 horas gratis si tienes la tarjeta de la biblioteca, leer el periódico o revistas, asistir a clases de sueco gratuitas en el sprakcafe, se organizan eventos, como el SFI-mässan del que os hablaremos en unos días...


En la segunda planta está la biblioteca de niños de 9 a 15 años, donde además de leer, hacer arte, jugar e interactuar con todo lo que ofrece este entorno, también pueden tocar la guitarra o el piano en salas destinadas para ello específicamente.



Aunque nuestra parte favorita se encuentra en la planta baja del "Castillo Rojo" y la llaman Kanini, es la biblioteca infantil de 0 a 9 años. Donde la magia de sus espacios, su decoración, sus diferentes ambientes y actividades hacen que los niños no quieran salir nunca de allí. A la entrada hay un parking de carritos y justo después una sala con taquillas, percheros y estanterías par ponerse cómodo, quitarse abrigos y descalzarse. Desde el hall de la entrada los niños pueden pasar por un pasillo secreto lleno de arcos de colores a modo de arcoiris para llegar a la puerta de Canini por un lugar especial para ellos.


 Una vez dentro lo primero que vemos es una gran sala con elementos muy redondeados que nos hace sentir en el interior de un bosque. Está rodeado de estanterías de madera con cuentos en muchísimos idiomas, películas, sitios de juego como una colchoneta para saltar en lo alto del interior de uno de los árboles. También tiene una cocina, mesas, tronas... por si algún niño quiere comer.



Y desde esta gran sala central se abren diferentes puertas a otras salas diferentes. Al entrar a la izquierda hay una sala cerrada donde se hacen los teatros o cuenta cuentos cuando tienen actividades especiales programadas, por ejemplo el sábado tendrán un cuentacuentos en español a las 14:00, y hay un planning con actividades programadas hasta final de diciembre. Lo podéis ver en este enlace.


Si seguís por la izquierda a la puerta abierta que os encontráis de frente tendréis la opción de ir  a la derecha o a la izquierda de nuevo. Si vais a la izquierda entraréis en la sala de libros de ciencia ficción que es para niños más mayores, porque son cuentos más largos, con más texto... pero los pequeños se lo pasan genial en el fuerte que tienen, pueden subir, andar por una telaraña, pasar or debajo del fuerte... Al fondo tienen un recoveco que es una sala toda rodeada de sofás en redondo para esconderse a leer.

Incluso los colores de esta sala invitan más a la ficción, al misterio...


Al salir de esta sala y tomar la otra opción de camino, os encontraréis con una sala alargada, llena de color y luz, que invita al juego, a la diversión, las carreras, las risas. Tienen mobiliario de madera con ruedas para que los niños creen escenarios de teatro con árboles, castillos, casas... una especie de minihabitación con espejo, disfraces, telas, pelucas... y un sofá redondo al fondo donde grandes y pequeños suben a leer libros juntos. Es una de nuestras salas favoritas.


Por toda la biblioteca infantil además hay millones de peluches dragones, osos, marionetas y diferentes tipos de rincones de lecturas, puffs o asientos para leer de lo más variado.


Si continuamos a la siguiente puerta entramos en una sala que hace esquina, en la que el fondo de la sala el suelo es una rampa en la que puedes desde relajarte y tumbarte a leer un cuento a tirarte rodando haciendo la croqueta o hacer carreras cuesta abajo con los amigos. Es una sala pequeña pero acojedora en la que los libros están en cajones de madera.


Continuando por la siguiente puerta llegamos a otra sala alargada, con cuentos más adaptados para los peques, pequeños, fáciles de manejar, muchos con páginas de cartón, estanterías bajitas para que los peques puedan elegir sus propios cuentos... Y al fondo de esta sala otro suelo en cuesta, en esta ocasión con un agujero en medio donde esconderse a leer cuentos.


Saliendo de esta sala se llega a un pasillo en cuyas paredes se proyectan los dibujos de los niños, o a la cocina de la sala principal de la que os hablamos al principio. Es pasillo es una larga rampa por donde correr persiguiendo los dibujos que has hecho y te están proyectando dando vueltas por las paredes.

Así llegamos a la sala de arte, donde ademas de libros de cocina para niños, costura y manualidades, hay muchas mesas corridas con variedad de materiales para que los niño con sus padres creen cosas. Hay muchas mess altas, mesas bajas, ofrece materiales varados distribuidos por las mesas... Pero además hay talleres concretos de actividades plásticas de arte en as que se hacen proyectos determinados. En esta misma sala al fondo hay una parte redonda y diáfana con un pequeño teatro para hacer actividades, teatro, cuentacuentos...


Y aquí se encuentra también la máquina con forma de robot en la que los niños pueden meter sus dibujos, darle a un botón para que lo escanee y salir corriendo a buscarlo en la pared del pasillo donde estará proyectado moviéndose de un lado a otro.


Sed sinceros, ¿querríais salir de un sitio así? Pues a nuestras niñas les pasa igual, les fascina este lugar. Por eso queremos recomendárselo a todo el mundo. Lo más sorprendente es que, vayas a la hora que vayas, siempre hay familias con sus niños aquí, y muchísimos bebés con sus padres.


Escondidos en los árboles de la sala central hay unas pequeñas tablets con juegos educativos, imágenes, muchos de ellos con cosas de animales y paisajes de naturaleza, que divierten mucho a los peques. Así despedimos nosotros ayer, un lunes 14 de noviembre, este estupendo lugar, con nuestras películas y libros correspondientes debajo del brazo a esta biblioteca que incluso de noche es bonita, ¡Vi ses bibliotek! 

1 comentario:

Carmen fernandez ferreiro dijo...

Ni en sueños podía ver esta maravillosa realidad que hoy nos muestras.
Nos ha producido una inmensa felicidad saber que las niñas y también vosotros la podéis disfrutar y aprovechar no sólo en el aspecto lúdico sino también en el formativo.
Damos gracias a Dios por haberos concedido tal posibilidad.
Muchos besos.